Cortinas de terciopelo con pasamanería para capilla gótica

Publicado por: Daniel En: Sub categoría 2 Comentario: 0 Vistas: 455

Hace unos meses hemos realizado un trabajo bastante especial. Teníamos que sustituir unas cortinas de terciopelo con pasamanería de unos 80 a 100 años de antigüedad.

La verdad es que se trataba de un reto porque no solo había reproducir las cortinas lo más fielmente posible, además las dimensiones eran muy grandes. Había que instalar las cortinas a más de 10 metros de altura para lo cual necesitábamos un andamio con 4 cuerpos de altura.

Hemos tenido que buscar un terciopelo ignífugo que se asemejara al anterior lo cual ha sido complicado y que voy a decir de la pasamanería. Después de buscar lo materiales, de que el cliente nos diera el visto bueno e hiciéramos el acopio de materiales, llegaba la hora de la verdad.

Nos pusimos manos a la obra, desmontando una de las cortinas de uno de los arcos góticos apuntados, con la misión de reproducirlo en unos días y volverlo a instalar en 3 o 4 días con las nuevas cortinas.

La cortina tenía 3 partes una cortina confeccionada a tablas con trabillas sobre una barra metálica a 6,50 metros de altura aproximadamente, un bandó que se ajustaba a la forma del arco y que iba sujeto sobre una estructura de madera y por último unas corbatas a los dos lados de la cortina. El bandó y las corbatas llevaban abundante pasamanería de diferentes colores y flecos color oro. Las 3 piezas iban forradas con una tela de tafetán raso.

Una vez reproducidos los patrones de las telas nuestras costureras se pusieron manos a la obra. Con muchas horas de trabajo y saber hacer, en poco días pudimos probar la primera.

Una vez instalamos las cortinas del primer arco y comprobamos que todo se ajustaba a lo planificado, nuestras costureras se pusieron a trabajar con las restantes. La filigrana bicolor entrecruzada les llevó muchas más horas de trabajo de las planificadas y el presupuesto  se nos fue de las manos. Pero para nosotros era un reto el reproducir unas cortinas con tanta historia y en un lugar tan emblemático.

En 4 días consecutivos y en una misma semana instalamos las otras 3 cortinas con sus correspondientes bandós y corbatas. Teniendo en cuenta que había que confeccionar las cortinas y desmontar y volver a montar el andamio en el siguiente arco.

Lo más complicado fue el tener que ajustarnos a las fechas de trabajo propuestas dado, que esta capilla tiene ceremonias durante todo el año y teníamos un calendario muy ajustado del cual no nos podíamos desviar.

Después tuvimos que hacer algunos retoques sobre una de las cortinas porque al tener paso entre las cortinas, tuvimos que hacer ajustes para que la cortina cerrara correctamente después de que el capellán pase durante la ceremonia. Teniendo en cuenta que la barra estaba a 6,50 m fue lo que más guerra nos dio y tuvimos que volver unas cuantas veces, pero el resultado mereció la pena.

Os dejo unos vídeos a cámara rápida donde podéis observar el proceso de instalación.

Quiero reconocer y dar gracias especialmente por el trabajo realizado a nuestras costureras en tiempo récord. Ha sido un trabajo realmente complicado, tanto por la confección, como por la instalación en altura y unos plazos de instalación muy ajustados. Pero el equipo de trabajo de Lekune ha trabajado a conciencia.

Comentarios

Sin comentarios en este momento!

Deje su comentario

domingo lunes martes miércoles jueves viernes sábado enero febrero marzo abril Mayo junio julio agosto septiembre octubre noviembre diciembre